Televisión

Argentina: Ley “corta” de telecomunicaciones consigue media sanción

El Senado de Argentina dio media sanción al proyecto de Ley “corta” de telecomunicaciones presentado por el Poder Ejecutivo, que ahora, con modificación al texto original, será debatido en Diputados.

La modificación más importante introducida por el Senado al proyecto oficial es que extiende la prohibición para que las telcos puedan brindar servicios de TV paga en la modalidad DTH hasta 2020 en las grandes ciudades y hasta 2022 en el interior del país.

El objetivo del Gobierno era que esta “habilitación” para las telcos, que desde enero de este año ya pueden ofrecer TV por cable en aquellas regiones en las que Enacom las autorice, llegara lo antes posible, por lo que incluso a principios de este año pensó en emitir un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), tal como pedían las empresas.

Sin embargo, descartada esta posibilidad, el Gobierno de Mauricio Macri optó por presentar un proyecto de ley “corta”, su primera iniciativa parlamentaria en material de telecomunicaciones desde que asumió en diciembre de 2015.

El paso del proyecto por el Senado finalmente puso freno a esta intención de dar a las telcos la posibilidad de brindar DTH en el corto plazo, lo que ahora deberá ser refrendado por la Cámara de Diputados luego de un debate que será extenso.

Para el Ejecutivo, en la actual situación de convergencia no tiene sentido hacer discriminación entre los distintos tipos de tecnología (Cable y DTH) por los que se distribuyen los servicios. En base a esto y a cumplir el ‘el objetivo de mejorar la calidad de los precios de servicio de TV por suscripción, se propone la eliminación de normas que restringen el uso de determinadas tecnologías para la prestación de este servicio’, destaca el proyecto original.

Pero para los senadores, mantener la prohibición hasta 2020 en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Córdoba y Rosario y, hasta 2022 en el resto del interior del país, es necesario para proteger a los pequeños y medianos operadores de TV paga, que todavía contarían con dos o cuatro años para prepararse para enfrentar la gran competencia que supones las grandes telcos.

En cambio, la Cámara Alta avaló la propuesta del Gobierno de incluir en la ley la obligatoriedad del uso compartido de infraestructura de redes físicas y móviles entre los operadores, tal como ya ocurre en otros países como México, ‘con el objetivo de estimular tanto la competencia como la inversión’, y la entrada de nuevos jugadores al mercado.

Y también habilitará, en caso de ser convertido en Ley por Diputados, al Estado para que pueda disponer de las frecuencias que la telco estatal Arsat tiene con carácter de reserva preferencial para la mejora en la oferta y calidad de servicios móviles, pudiendo asignarle algunas de estas frecuencias a operadores móviles locales para que puedan competir con las grandes telcos.


undefined
Prensario