Tecnología

T-Mobile y Sprint reflotan acuerdo de fusión en Estados Unidos

T-Mobile y Sprint, tercer y cuarto operador móvil de Estados Unidos, reflotaron y concretaron un acuerdo de fusión para crear una compañía combinada, en una transacción valorada en 26 mil millones de dólares.

En noviembre de 2017 ambas compañías habían decidido suspender las negociaciones para concretar esta fusión, luego de encontrar obstáculos en el marco regulatorio propuesto por la FCC bajo la administración de Barack Obama.

Pero a partir de los cambios en la materia propuestos por el presidente Donald Trump, ambas compañías esperan una flexibilización regulatoria que les permita alcanzar con éxito la fusión, que resultará en la conformación del segundo operador móvil de los Estados Unidos, sumando el 19% de market share de T-Mobile y el 12% de Sprint.

En un comunicado, las telcos adelantaron que una vez que obtengan todas las aprobaciones regulatorias necesarias, lo que se espera que ocurra en el primer semestre del 2019, la nueva combinada operará bajo el nombre de T-Mobile, y será liderada por John Legere, actual CEO de T-Mobile.

En tanto, Mike Sievert, gerente de operaciones de T-Mobile, será designado como presidente y COO, y se completará el equipo ejecutivo con una selección de funcionarios de ambas compañías. Además, Masayoshi Son, presidente y CEO de SoftBank, controlante de Sprint, y Marcelo Claure, CEO de Sprint, formarán parte del consejo de administración del nuevo T-Mobile.

John Legere destacó en un comunicado que la fusión ‘creará un competidor feroz con la escala de red para ofrecer más a consumidores y empresas en forma de precios más bajos, más innovación y una experiencia de red insuperable, y hacerlo todo de manera mucho más rápido de lo que cualquiera de las dos empresas podría por sí sola’.

Respecto a la infraestructura, Neville Ray, CTO de T-Mobile, explicó que ‘el espectro combinado de Sprint y T-Mobile crearán la red móvil de mayor capacidad en la historia de Estados Unidos’, de la que pronto se comenzará a desplegar para la tecnología 5G, en el marco de un plan de inversión de invertir 40 mil millones de dólares, según adelanto el propio Legere.

Como resultado de la fusión, ‘los costos más bajos de la nueva compañía, las mayores economías de escala y los recursos adicionales, ayudarán a la nueva T-Mobile a proporcionar a los consumidores estadounidenses precios más bajos y una mayor competencia’, concluyó Legere.

El mercado móvil de los Estados Unidos actualmente tiene como principal operador a Verizon, que atiende al 36% del total de suscriptores, seguido por AT&T, con el 30%, que será superado cuando se concrete la fusión T-Mobile-Sprint, con un 31%.


undefined
Prensario